12 febrero 2021

El espacio de aprendizaje como tendencia educativa para el 2021

El interés por la relación entre espacio y aprendizaje en las instituciones educativas es cada vez más notable. El bienestar y las condiciones del entorno para aprender resultan claves para cualquier proyecto educativo. Hace unos días el anuario de la Educación de Magisterio Español publicaba un documento con las 10 tendencias educativas que marcarán el 2021. Entre ellas se sitúan los espacios de aprendizaje y concretamente las aulas colaborativas.

Fundamentar las decisiones sobre cómo deben ser los espacios para aprender en las evidencias científicas resulta fundamental para crear o reformar escuelas que den respuesta a cómo las personas aprenden y para mejorar la experiencia de estancia en las escuelas. Pero los espacios innovadores no sólo permiten sentirse mejor por las mejoras en el ambiente mientras se aprenden, si no que permiten dar pasos en el avance y mejora de las propuestas de enseñanza, pues motivan a aprender más y mejor. La flexibilidad de estos espacios permite que el profesorado tenga a su disposición un entorno que le ofrece infinitas posibilidades para plantear diferentes actividades: individuales, en pequeño grupo, con diferentes ritmos, de distintas temáticas, etc.  Realizar estos cambios de forma participativa con toda la comunidad educativa permite además la reflexión conjunta y la identificación con las nuevas formas de concebir el espacio y las aulas.