26 junio 2020

Las conclusiones más exitosas y relevantes de las Smart Classrooms

Marina Melià ha realizado, en el marco del grupo de investigación de Smart Classroom Project, el TFG de Magisterio. Publica esta entrada donde resume los conclusiones más exitosas y relevantes de las Smart Classrooms a nivel internacional, y los observaciones hechas en los centros de Cataluña.

Smart Classroom Project ha implementado cinco prototipos de aulas inteligentes en tres escuelas de infantil y primaria y dos institutos de Cataluña y ahora se encuentra en un proceso de evaluar su éxito. Mi Trabajo Final de Grado (TFG) ha pretendido colaborar con este proyecto realizando una revisión teórica sobre diez experiencias que han analizado el éxito de los Smart Classrooms en Australia, Inglaterra y Estados Unidos. Y, a partir de ahí, se ha diseñado un cuestionario para recoger las percepciones de los alumnos que han utilizado a los prototipos de smart classroom que ha diseñado Smart Classroom Project. La recopilación de estos datos permitirá conocer qué está funcionando el nuevo espacio físico de aprendizaje y qué se puede mejorar.

En estos diez estudios analizados, se ha observado que hay una tendencia a que las aulas inteligentes facilitan y exigen que los docentes se alejen de un enfoque pedagógico centrado en el maestro a un enfoque centrado en el alumnado, donde el proceso de enseñanza y aprendizaje es más activo, colaborativo, flexible e informal. Aunque existe un vínculo entre el espacio físico de aprendizaje y un posible cambio en el enfoque pedagógico, no implica causalidad. Es la voluntad de los docentes, junto con las facilidades del aula, lo que hace que haya un cambio en la pedagogía. Además, se ha observado que en un aula más convencional también se puede organizar de manera que se realicen experiencias de aprendizaje flexibles, colaborativas y centradas en el alumnado, pero la manera en la que están diseñadas las smart classrooms potencia aún más la colaboración, la flexibilidad y la adaptabilidad para adoptar un enfoque centrado en el alumnado y atender, de esta manera, las necesidades educativas de los alumnos de la sociedad actual.

La evaluación de los espacios de aprendizaje desde una visión pedagógica está en sus inicios, ya que gran parte de las investigaciones se centran únicamente en el diseño físico del espacio. El estudio realizado en mi TFG ha contribuido en la evaluación de los espacios de aprendizaje desde una orientación pedagógica para el que no sólo se ha elaborado un instrumento para valorar las características del espacio, sino que ha tenido en cuenta el impacto del espacio en aspectos pedagógicos como la implicación de los estudiantes en el aprendizaje o la relación entre éstos y el profesorado. El elemento pedagógico en una investigación donde se evalúa el espacio físico de aprendizaje resulta imprescindible porque éste es el lugar donde se desarrollan unas prácticas que están, de alguna manera, condicionadas a este espacio.